Retro-cesó

Retro-cesó nació de una investigación hacia sentimientos humanos que nos rodean continuamente a la población en general (miedo, tristeza, esperanza, decepción, propósito y vivir). En base a lo que yo siento quise hacer una comparación con mi grupo y ver las miles de posibilidades que tenemos todos para sobrellevarlos; en conjunto nos dimos cuenta que todos tenemos el mismo sentir, pero obvio, hacia distintos acontecimientos de nuestras vidas que cómo artistas, nos han generado ser más perceptivos, sensibles y emocionales en nuestro caminar y en nuestro arte. Le di énfasis al sentir, ya con un movimiento predeterminado, ésto tratándose de escena pero pensando que fuera de escena no estamos muy alejados de la realidad, ya que nuestro actuar puede tener las mismas líneas pero es transformado por nuestros sentimientos. Sólo son los intérpretes y la música, sin vestuario en especial, sin iluminación maquillando la escena; veremos a cada bailarín expuesto con su individualidad.

Esta obra nace de la necesidad de crear en lo desconocido y con algunos desconocidos, superando los límites imaginarios impuestos por mí y así poder plasmar y centralizar las ideas en un cuadro coreográfico, dónde las ideas y la imaginación viajan a una velocidad inmediata así como los movimientos corporales, pero aterrizando en un mismo punto, al de mi inspiración, que es el ayer y el ahora.

El miedo, la vulnerabilidad y la descomposición mental del ser humano llegan a ser el centro del universo para así convertirse parte de nuestras vidas. El tiempo es tan sólo un símbolo demostrando el actuar humano. En base a los sentimientos, la mente y la realidad, he generado movimiento y también un sedentarismo corporal que crea una amplitud en el espacio para poder sentir y observar en un momento lo que sucede en el cuerpo y lo que sucede cuerpo con cuerpo; es algo que no se puede negar y olvidar, por qué está la inmensa necesidad humana de no rechazar, si no de ceder aún cuando tu mente te diga que no; hay una esencia que no se aparta en el ser humano y esa es la investigación en mi persona, en conocidos y desconocidos para crear movimiento y plasmar la idea en un cuadro coreográfico.